Bienvenidos

home and write

Decía Coco Chanel que la moda “no existe solo en los vestidos”, la moda “está en la calle y en el cielo, la moda tiene que ver con las ideas, la forma en que vivimos, lo que está sucediendo”. Es la sensación precisa que me despierta la comunicación. De manera voluntaria o no, está en todas partes, en los discursos, en los medios, en las relaciones familiares, en la forma de dirigirnos a compañeros, a superiores, a subordinados, en la ropa que utilizamos, en las expresiones faciales, el lenguaje gestual… Existe desde siempre, impregna cada resquicio de la sociedad de múltiples formas.

Las primeras acepciones de la RAE indican que Comunicar es (1) “hacer a una persona partícipe de los que se tiene”, (2) “descubrir, manifestar o hacer saber a alguien algo”, (3)“conversar, tratar con alguien de palabra o por escrito” o (4) “transmitir señales mediante un código común al emisor y receptor”. Lo cierto es que desde que Claude E. Shannon presentase a finales de los años 40 su Teoría de la Información hasta la actualidad, donde los canales y plataformas se multiplican en casi cuestión de semanas, la comunicación no ha dejado de transformarse pero, en esencia, no deja de ser lo mismo.

Son muchos los factores voluntarios e involuntarios que influyen en ella y a su vez, es ella misma la que ejerce una gran influencia en actores y escenarios dependiendo de cómo se utilice.

Con fines propagandísticos, informativos, didácticos, solidarios, formativos, estratégicos, persuasivos, cotidianos, puntuales… La comunicación transmite ideas, conceptos, hechos, la comunicación evoca recuerdos y deja sensaciones. Todo y todos comunicamos. Casi las 24 horas del día. En el ámbito personal y en el profesional. En ocasiones de forma más o menos reflexiva y pensada, otras de manera espontánea y desmedida, sin estrategia ni patrón. Pero ¿qué ocurre cuando ponemos la comunicación profesional en manos de personas especializadas? ¿Qué pasa cuando una disciplina tan viva y mágica como la comunicación la manejamos de forma correcta para obtener buenos resultados y lograr objetivos concretos?

De esto escribiré en esta web, de comunicación. A través de artículos propios y mediante entrevistas a personas relevantes en sus sectores o curiosas por su carácter. Hablaremos de su poder, aprenderemos de los errores que hemos cometido con ella, estudiaremos casos de éxito y contribuiremos a poner en valor la riqueza que proporciona.

Coged una taza de té o café y poneos cómodos, podéis pasaros por este espacio siempre y cuando os apetezca, bienvenidos.

Sandra